“El último milagro”, de Horacio Convertini

000_El último milagro

 

“Las risotadas de Gabranik y Zentrum lo sacaron de su pensamiento. Se dio vuelta: el Oso imitaba el tartamudeo de Simaldone y los otros festejaban dando manotazos en la mesa y arqueándose contra el respaldo de las sillas mientras soltaban la carcajada. Tomó un trago de fernet y tuvo que contener la mueca de disgusto. En ese momento le hubiera gustado estar en el Petit, solo, disfrutando de un té de frutos rojos. A veces lo hacía. Se hartaba del ritual barra brava y su dureza de cotillón, sacaba de la biblioteca municipal un libro de poemas y se iba a la confitería a tomar un té, a leer y a pensar en las dos cosas que más amaba en la Tierra: ella y Racing.”

Fragmento de “El último milagro“, de Horacio Convertini. Editorial Barrett.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s